93 322 30 30 info@investa.es

Si estás pensando en montar una sociedad, te vamos a explicar las diferencias que existen entre una SL y SLU, o también conocida como la Sociedad Limitada Unipersonal, y también de las diferencias que hay respecto al autónomo.

El concepto de Sociedad Limitada Unipersonal reside en que tan solo existe, únicamente, un socio.

Es decir, todo queda a manos de un único propietario con el 100% de las participaciones sociales suyas, siendo la administración de forma interna o ajena a la empresa, y sin perjudicar en la participación de la empresa.

Diferencias entre una SL y una SLU

A efectos jurídicos, la principal diferencia está en que tiene que constar expresamente la condición de unipersonalidad en todas las actividades de la empresa.

En el registro mercantil, debe constar desde el momento en el que se genere, cuya abreviatura sería SLU.

Quizás es interesante saber que esta situación de SLU puede ser de origen o sobrevenida; puede ser que una sola persona constituyó la sociedad, desde un principio, existiendo un solo socio o, que por distintas razones, siendo una SL pase a ser SLU por quedar uno solo con todas las participaciones

¿Qué sociedad es más ventajosa, SL o SLU?

Para poder resaltar las distintas ventajas que puede tener una SLU o una SL, hay que tener claro que no son tipos societarios distintos; se trata de una mera situación, casi fáctica, que no hacen que estas dos sociedades tengan regímenes separados legalmente hablando.

La ventaja de una SLU sobre una SL, sería en principio que ese único socio tendría todo el control sobre la empresa, por lo que no dependerá de la voluntad de otros pasa hacer una u otra cosa.

En cambio una SL nos permitirá tener más capital al existir más personas que aporten dinero a la sociedad.

Asesoría Fiscal para empresas, autónomos y particulares

Características de una SLU

Esta forma mercantil está recogida en los artículos 12 y siguientes de la Ley de Sociedades de Capital y fue incorporada al ordenamiento jurídico por la transposición de la Directiva Comunitaria 89/667 relativa a las sociedades de responsabilidad limitada de socio único.

La Sociedad Limitada Unipersonal, también llamada Sociedad Unipersonal de Responsabilidad Limitada, surge como posibilidad del empresario individual a ejercitar su empresa con responsabilidad limitada frente a sus acreedores.

Pueden darse dos tipos de sociedades unipersonales:

    • La constituida por un único socio (sea persona física o jurídica). De esta manera, la unipersonalidad surge de un negocio jurídico unilateral, esto es, la voluntad de éste socio único es la que prevalece.

    • La establecida por dos o más socios, pero cuyas participaciones han pasado a ser propiedad de un único socio. No se precisa una transformación societaria, ya que se mantiene la forma social originaria. A este tipo también se le denomina Sociedad Unipersonal Sobrevenida y debe estar inscrita en el Registro Mercantil, haciendo manifiesta la identidad del socio único.

 

Si eres autónomo y estás pensando en si es mejor o no montar una SLU, el área fiscal de Investa te puede asesorar y explicarte las diferencias que hay y que es lo que más te conviene dependiendo de la facturación anual.

Clic aquí si quiere concertar una visita sin compromiso