93 322 30 30 info@investa.es

Las criptomonedas como el bitcoin, por poner el ejemplo, se han convertido en tendencia para muchos personas que observan como su mercadeo puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza al presentar su Declaración de la Renta.

Son monedas virtuales que constituyen un medio de pago. Sin embargo, la gran mayoría de usuarios las utilizan como forma de inversión, en lugar de como un medio de pago digital, lo que tiene efectos en el IRPF.

¿Qué son las Criptomonedas?

Las criptomonedas son, simplemente, unas divisas alternativas de naturaleza digital, unas monedas virtuales que utilizan la criptografía como medio de control. Tienen sus equivalencias con divisas tradicionales como el euro o el dólar, entre otras, y su paridad está igualmente sometida a fluctuaciones.

Sin embargo, el rasgo más característico de este nuevo modelo de divisas es, precisamente, que las fluctuaciones de sus tipos de cambio no dependen de las actuaciones de gobiernos o bancos, sino de la clásica ley de la oferta y la demanda. Esto nos dice que, cuantas más criptomonedas haya en circulación, menor será su valor unitario.

Conviene reseñar que las criptomonedas no cuentan con ninguna regulación jurídica de índole bancaria o gubernamental: no existe ningún organismo que regule este mercado, ocasionando que sean los propietarios y especuladores quienes asuman todos los riesgos que entraña operar con ellas.

Inversión en Criptomonedas

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la compra de criptomonedas no implica la obligación de pagar impuestos, sino que la obligación surge cuando se venden (lo mismo que pasa con las acciones). Si no haces ningún movimiento con tus criptomonedas, no tributas, ya que no hay ganancia ni pérdida de dinero, aunque suban o bajen de valor.

Tanto si conviertes tus criptomonedas a euros como si las conviertes a otra criptomoneda, por ejemplo compras Cardano con Bitcoins, la pérdida o ganancia que genere esa transacción es lo por lo que se tiene que pagar IRPF en la declaración de la renta. Para ello, tienes que calcular la diferencia entre el valor de venta menos el valor de compra.

Según el criterio de la Unión Europea, el mencionado proceso de minado de criptomonedas no está sujeto a IVA. Se considera que es un servicio que carece de cliente o destinatario final: como no se puede emitir factura a nadie, tampoco se puede aplicar el impuesto.

¿Cuándo se tienen que declarar las Criptomonedas?

Como dijimos anteriormente, sólo existe obligación legal de declarar a Hacienda las criptomonedas en los casos de haber obtenido ganancias, por pequeñas que sean.

Es importante atender a esto, porque aunque hayas ganado cantidades ínfimas (incluso un solo euro), estarás obligado a incorporarlas en la declaración de la renta, ya que Hacienda considerará que la plusvalía generada por estas operaciones hará que aumente tu base patrimonial, de uno u otro modo.

Las ganancias por criptomonedas pueden venir de distintos lados. Sea desde una compraventa; por intereses y rendimientos de mantenerlas en un exchange; por programas de referidos o airdrops o bien por minarlas directamente. Independientemente de la vía por la que hayamos obtenido una ganancia, deberemos declararlas. Ahora, con una casilla dedicada a los ‘Saldos en monedas virtuales’ que resulta bastante más visible.

Casilla 46 para las Criptomonedas

El pasado mes de febrero, el BOE publicó los distintos modelos de declaración para este 2022. En él se puede ver la inclusión por primera vez en la historia de una casilla para las criptomonedas: la casilla 46.

Años anteriores las criptomonedas tenían que ponerse en la casilla 389 ‘Otras ganancias patrimoniales a integrar en la base imponible del ahorro’ y recientemente en el apartado ‘Demás bienes y derechos de contenido económico’. Ahora contarán con una sección dedicada mucho más clara.

El nuevo apartado aparecerá bajo el título de ‘Saldos en monedas virtuales’, bajo el apartado de ‘Otras Ganancias y Pérdidas que derivan de la transmisión de elementos patrimoniales’.

Declaración de Criptomonedas en la Renta

De cara a la renta, las ganancias y pérdidas por transmisión tributan en la parte especial, así como los rendimientos de capital, de modo que:

  • 19% desde 0 hasta 6.000 euros.
  • 21% desde 6.001 hasta 44.000 euros.
  • 23% desde 44.001 hasta 200.000 euros.
  • 26% para cantidades superiores a 200.000 euros (aplicable solo desde la campaña de Renta 2020).

Por su parte, tanto las ganancias y pérdidas sin transmisión como la actividad económica tributan en la parte general de la renta, en tramos comprendidos entre el 18% y el 47%.

Cómo se declaran las Criptomonedas

Hay cuatro apartados dentro de la declaración de la renta que son susceptibles de recoger este tipo de transacciones:

  • Ganancias y pérdidas por transmisión. Son, en sí mismas, las operaciones de compraventa de criptomonedas (trading, permutas?).
  • Rendimientos de capital. Se refieren a los rendimientos (intereses) generados por las plataformas que hayan recibido nuestras criptomonedas.
  • Ganancias y pérdidas sin transmisión. Son las criptomonedas obtenidas por otras operaciones distintas a la compraventa de activos, como pueden ser airdrops o programas de referidos.
  • Actividad económica. Consta de las operaciones de minería de criptomonedas y de las transacciones de compraventa realizadas para y en nombre de terceros.

Además, hay otros tributos cuyo cálculo puede verse afectado por las operaciones con criptomonedas: son el Impuesto de Sociedades y el Impuesto sobre el Patrimonio (modelo 714), complementario al IRPF.

Sanciones por no declarar las Criptomonedas

La omisión de las criptomonedas en la declaración de la renta, Hacienda establece una multa cuyo valor es el 26% del importe que se haya dejado de pagar, según la tabla de tributación. Los recargos de la sanción por declarar las criptomonedas fuera de plazo oscilarán entre un 5% y un 20% en función del tiempo que tardes en presentar la declaración complementaria.

Las criptodivisas se abren paso inevitablemente, dibujando un escenario alternativo a las monedas tradicionales y aprovechándose de los avances de la tecnología. La obligación de declarar criptomonedas en España supone el primer paso de control por parte de la Agencia Tributaria frente a posibles actuaciones ilícitas, fruto de la independencia del comportamiento de estas monedas virtuales con respecto a los gobiernos y a las entidades financieras.

 

Cualquier otra duda o consulta puedes ponerte en contacto con Investa rellenando el formulario de contacto o llamando al teléfono 93 322 30 30

Foto de Crypto Crow en Pexels

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies