93 322 30 30 info@investa.es

Una de las primeras cosas que se tienen que hacer cuando se va a emprender un negocio con amigos, compañeros de master o conocidos es un pacto de socios.

En el pacto de socios se va determinar los aspectos más importantes de la gestión de la empresa, la toma de decisiones, la labora de cada socio de la empresa y otros aspectos importantes en el día a día que evitarán conflictos más adelante, sobretodo si la empresa no va como se querría.

Un pacto de socios se presenta siempre en dos ocasiones:

  1. Se va a constituir una sociedad.
  2. Va a entrar a la sociedad un nuevo socio inversor.

Independientemente de cuál de las dos situaciones se este produciendo, es muy importante tener muy claro cuáles son las cláusulas que se van a incluir y entender la importancia que va a tener este documento en el día a día y en el futuro de la empresa.

¿Cuáles son los puntos clave en un pacto de socios?

¿Por dónde se empieza un pacto de socios?

Cuando el negocio se encuentra en la fase inicial, los socios van a constituir una sociedad. Lo primero que se tiene que hacer es organizar una reunión y determinar cuáles van a ser las reglas del juego.

Un pacto de socios es un documento privado y voluntario que regula cómo se va a organizar la empresa, cómo se van a tomar decisiones y pone soluciones a posibles conflictos.

Sin embargo, algunos emprendedores se lanzan a desarrollar su empresa pensando que como se entienden con sus compañeros, no les hace falta un pacto de socios inicial y pueden posponerlo.

Este es un error grave y pude suponer la muerte del negocio por no haber establecido al inicio las bases de la relación entre los fundadores y los socios posteriores.

Para tratar todos los temas necesarios en la reunión entre los fundadores, es necesario conocer las cláusulas básicas que debe de contener un pacto de socios.

Funciones de cada socio y salarios

En el pacto de socios tienen que quedar claro los roles, compromisos y objetivos de cada socio trabajador.

El líder debería ser el administrador único para facilitar y agilizar la toma de decisiones. También debe de regularse la relación que tiene cada socio fundador con la empresa.

Es decir, si algún socio fundador tiene dedicación parcial al proyecto, puede pactarse cuándo debe dejar el otro trabajo y dedicarse al 100% al nuevo proyecto. De este modo, se pueden evitar conflictos futuros entre socios con dedicaciones distintas al proyecto, y así asegurar el desarrollo de la empresa.

Además, es importante definir las condiciones del socio como trabajador en materia de salario. Se deben dejar por escrito unas guías del salario de cada socio y que sean aceptadas por todos.

Al inicio del negocio puede que no hayan suficientes ingresos para pagar a los socios, por lo que las condiciones tienen que pactarse de forma que los intereses estén alineados.

¿Necesitas asesoramiento para tu Pacto de Socios?

El compromiso de permanencia de los socios

Es necesario firmar un periodo de permanencia de x años, ya que los socios fundadores son clave para el desarrollo de la empresa.

En caso de salida voluntaria anterior al plazo estipulado, se puede establecer una penalización en la que el socio venda sus participaciones por 1€, por el capital aportado o por un porcentaje de ese capital.

En relación a esta salida voluntaria anterior, se puede incluir en el pacto de socios una cláusula de vesting:

Incluyendo una cláusula de vesting, el fundador se compromete a quedarse en la compañía y cumplir con su deber y funciones por un periodo estipulado para percibir la totalidad de acciones acordadas.

El periodo estipulado suele ser de 4 años, y existe un plazo inicial (normalmente de 1 año) denominado cliff, que el fundador debe superar antes de que se empiecen a percibir las acciones.

Una vez se supere este plazo inicial, el socio percibirá de forma escalonada la adjudicación de acciones vesteadas.

De este modo, durante el periodo de vesting, se harán entregas periódicas de forma mensual, semestral o anual, dependiendo de cómo se pacte.

En caso de que no se cumpla este punto del pacto de socios durante el periodo de vesting, tendrá la obligación de vender al resto de socios el porcentaje de acciones vesteadas que no haya desbloqueado en el momento de abandonar la empresa.

claves para un pacto entre socios

Retener el talento en la Empresa

Existen métodos de incentivos para asegurar la permanencia de empleados clave, que se pueden recoger en el pacto de socios.

Vamos a ver las opciones de retención del talento más comunes: las stock options y phantom shares.

Stock options

Las stock options son una retribución en la que la empresa se compromete durante un tiempo determinado (entre 2 y 5 años), a facilitar la compra a un determinado trabajador acciones a un precio menor de mercado, y suele ir ligado a cumplimiento de objetivos y con vesting.

Se trata de un derecho de adquisición futura en la que el trabajador puede obtener ganancias si aumenta el valor de dichas participaciones. Este derecho lo pierde el trabajador en caso de que abandone la empresa de forma voluntaria o por un despido procedente.

Sin embargo, si se determina esta fórmula para algún empleado, se tiene que tener en cuenta el impacto fiscal que supone para este, ya que para el cómputo de retribuciones en el IRPF se tendrá en cuenta el valor de mercado.

La mayoría de startups en España utilizan phantom shares debido a la falta de incentivos fiscales para las stock options.

Otro punto a valorar antes de dar stock options es que si se consolidan, el trabajador adquiere la condición de socio, y por lo tanto, derechos políticos como asistir y votar en juntas o derecho de información. Por lo tan

Phantom shares

to, no es recomendable dárselas antes de conocer bien a la persona.

Las phantom shares son un incentivo donde se comparte el derecho económico del capital y no adquieren la condición de accionista (no tienen derechos políticos).

El trabajador que tenga las phantom shares percibirá la cantidad que estas se hayan revalorizado cuando llegue un evento de liquidez. A estas phantom share se les puede aplicar un periodo de vesting como el que hemos comentado anteriormente y condicionarlas a objetivos.

La propiedad intelectual

Se debería de reconocer a la sociedad la propiedad de patentes y marcas.

En el caso de que hubiera marcas, dominios o patentes registrados a nombre de algún socio, se debería de cambiar a nombre de la sociedad.

Cláusulas de No competencia y Confidencialidad

Lo que se pretende con esta cláusula es que  1 o 2 años desde que dejan de ser socios, se limita el poder trabajar en la competencia. Además, también se incluye la cláusula de confidencialidad en la que los socios se comprometen a no revelar información confidencial a terceros.

En definitiva, un pacto de socios es un contrato entre socios de la empresa para alinear los intereses de todas las partes y así garantizar la supervivencia de la empresa.

Este documento es como un traje a medida: es necesario conocer las cláusulas y opciones posibles para estar informado de todas las posibilidades que existen.

Te debes apoyar en un abogado especialista en la materia, aunque el mejor pacto de socios es el que no sale del cajón.

Esperamos que te haya parecido interesante, para cualquier consulta puedes dejarnos un comentario o contactar con Investa a través de este formulario de contacto